RELACIÓN HISTÓRICA DE LA VIDA Y APOSTÓLICAS TAREAS DEL VENERABLE  PADRE FRAY JUNÍPERO SERRA por Francisco Palou

RELACIÓN HISTÓRICA DE LA VIDA Y APOSTÓLICAS TAREAS DEL VENERABLE PADRE FRAY JUNÍPERO SERRA por Francisco Palou

Titulo del libro: RELACIÓN HISTÓRICA DE LA VIDA Y APOSTÓLICAS TAREAS DEL VENERABLE PADRE FRAY JUNÍPERO SERRA

Autor: Francisco Palou

Número de páginas: 376 páginas

Fecha de lanzamiento: August 25, 2014

Nombre del archivo: relacin-histrica-de-la-vida-y-apostlicas-tareas-del-venerable-padre-fray-junpero-serra.pdf


* You need to enable Javascript or disable adblock
in order to read online

Leer on-line  RELACIÓN HISTÓRICA DE LA VIDA Y APOSTÓLICAS TAREAS DEL VENERABLE  PADRE FRAY JUNÍPERO SERRA

Francisco Palou con RELACIÓN HISTÓRICA DE LA VIDA Y APOSTÓLICAS TAREAS DEL VENERABLE PADRE FRAY JUNÍPERO SERRA

Junípero Serra Ferrer (Petra, Mallorca; 24 de noviembre de 1713-Monterrey, California; 28 de agosto de 1784) fue un fraile franciscano español que fundó misiones españolas en la Alta California.1 Era doctor en Filosofía y Teología.

En calidad Padre Presidente fundó una serie de misiones y atendió a la fundación de otras, siendo entre ambas un total de nueve misiones. La primera de las misiones fundadas por él fue la de San Diego de Alcalá el 16 de julio de 1769,2 que se encuentra dentro del actual término municipal de San Diego. Estableció su sede central la Misión de San Carlos Borromeo de Carmelo, fundada por él en 1770.2

En julio de 1771 fundaría la Misión de San Antonio de Padua y en agosto la de San Gabriel, esta última en el actual área metropolitana de Los Ángeles.2 El 1 de septiembre de 1772 fundó la Misión de San Luis Obispo de Tolosa. También estaría vinculado vinculado a la fundación de la Misión de San Juan Capistrano en 1776 y a la de San Buenaventura en 1782. Se conoce que visitó las misiones de Santa Clara de Asís y de San Francisco de Asís, esta última en la localidad de San Francisco.

Las misiones fueron primordialmente creadas para convertir a los nativos. Otro objetivo fue el de integrar a los neófitos en la sociedad española y capacitarlos para asumir la propiedad y gestión de la tierra. Como cabeza de la Orden en California, Serra no solamente lidió con cargos religiosos, sino también con otras autoridades españolas en ciudad de México y con los oficiales militares locales que comandaban las guarniciones cercanas.

Francisco Serra fue beatificado por el Papa Juan Pablo II el 28 de septiembre de 1988.