Gobernantes del Per�; Cartas y Papeles, Siglo XVI, Vol. 10: Documentos del Archivo de Indias; El Virrey Conde del Villar, 1584-1587 (Classic Reprint) por Roberto Levillier

October 15, 2018

Gobernantes del Per�; Cartas y Papeles, Siglo XVI, Vol. 10: Documentos del Archivo de Indias; El Virrey Conde del Villar, 1584-1587 (Classic Reprint) por Roberto Levillier

Titulo del libro: Gobernantes del Per�; Cartas y Papeles, Siglo XVI, Vol. 10: Documentos del Archivo de Indias; El Virrey Conde del Villar, 1584-1587 (Classic Reprint)

Autor: Roberto Levillier

Número de páginas: 482 páginas

Fecha de lanzamiento: February 24, 2018

ISBN: 0282305084

Editor: Forgotten Books

Descargar Leer on-line

Roberto Levillier con Gobernantes del Per�; Cartas y Papeles, Siglo XVI, Vol. 10: Documentos del Archivo de Indias; El Virrey Conde del Villar, 1584-1587 (Classic Reprint)

Gobernantes del Per�; Cartas y Papeles, Siglo XVI, Vol. 10: Documentos del Archivo de Indias; El Virrey Conde del Villar, 1584-1587 (Classic Reprint) por Roberto Levillier. El libro publicado por Forgotten Books. Contiene 482 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El libro está disponible en PDF, epub, audiolibros y muchos más formatos. El registro fue libre.

Excerpt from Gobernantes del Per�; Cartas y Papeles, Siglo XVI, Vol. 10: Documentos del Archivo de Indias; El Virrey Conde del Villar, 1584-1587

Tan estrechamente ligada est� la historia de todos los pa� ses de este continente; tales v�nculos de uni�n han habido entre ellos en las tres grandes fases de su existencia, antigua, colo nial y de la emancipaci�n pol�tica, como que fueron ramas de un mismo tronco, primero, e hijos de una misma madre, des pu�s, que resulta imposible escribir la de cualquiera de ellos sin abarcar en grande escala la de los dem�s. Remont�ndonos a la antig�iedad, el hablar de los tupi-caribes nos llevar�a, in defectiblemente, desde las m�rgenes del Paran� hasta las costas septentrionales de la Am�rica Meridional; nos har�a cruzar el charco y posar la mirada en las Antillas; nos har�a cavilar so bre la presencia de los jivaros y los omahuas en la hoya del Ma ra��n, para ir luego a pensar sobre el establecimiento de los colorados y otras razas de la misma extracci�n en las costas del Ecuador el ocuparnos de los arawaks nos obligar�a a poner una punta del comp�s en el Orinoco y la otra en el Alto Ucayali. La grandiosa civilizaci�n aimara nos hace recorrer el mapa desde el Altiplano boliviano hasta el Sur de la Rep�blica de Co lombia para poder explicarnos la presencia de Cunt�namarca y otros vocablos netamente aymaras en tan apartadas regiones unas de otras. Sabida es la extensi�n que abarc� el imperio del Tahuantinsuyo, cuya historia no es dable hacer sin ha blar de las conquistas de los inkas en Chile hasta el Maule, en la Argentina hasta Santiago del Estero, a juzgar por el habla del quichua all�, y en el Ecuador hasta el l�mite norte de esa re p�blica.lguales �ntimas relaciones hay entre los pueblos de este con tinente durante la �poca hisp�nica, como que todos ellos fueron conquistados y quedaron luego sujetos al yugo del mismo po der, la Corona de Espa�a. Realizada la conquista del Per�, de aqu� salieron las expediciones de Almagro y de Valdivia para la de Chile; la de Diego de Rojas, soberbiamente descrita por el Sr. Levillier en reciente publicaci�n, para la de Tucum�n, y otras muchas que ser�a largo enumerar. Establecidas las au diencias, algunas de ellas ten�an jurisdicci�n sobre provincias que hoy pertenecen a pa�ses distintos de aquel en que dichos tribunales estuvieron establecidos, y lo mismo aconteci� con la creaci�n de los virreinatos, habiendo sido por casi dos siglos el del Per� centro del gobierno de gran parte de la Am�rica Me ridional.

About the Publisher

Forgotten Books publishes hundreds of thousands of rare and classic books. Find more at www.forgottenbooks.com

This book is a reproduction of an important historical work. Forgotten Books uses state-of-the-art technology to digitally reconstruct the work, preserving the original format whilst repairing imperfections present in the aged copy. In rare cases, an imperfection in the original, such as a blemish or missing page, may be replicated in our edition. We do, however, repair the vast majority of imperfections successfully; any imperfections that remain are intentionally left to preserve the state of such historical works.